Seguros para Drones Kalibo

¿Es obligatorio contratar un seguro para volar un dron?

Comprar un dron y volarlo a modo de entretenimiento para conseguir vídeos increíbles es una opción cada vez más popularizada. Estos dispositivos en su mayoría son utilizados como recreativo en el tiempo libre. Sin embargo, lo que muchos de los usuarios desconocen son los imprevistos que pueden surgir durante su uso tales como daños a vehículos o a personas.

 

En esos casos, los seguros para drones son una solución perfecta para estar tranquilo y disfrutar sin preocupaciones de tu nuevo dispositivo. Y es que, al igual que un seguro de salud,  la tranquilidad que puede darte este producto ante cualquier incidente es importante.

 

Pero, ¿es obligatorio el seguro para volar mi dron?

Si te preguntas cuándo es obligatorio contratar un seguro para volar tu dron, debes tener en cuenta dos aspectos fundamentales. El primero es el peso; si tu dron supera los 250 gramos, es obligatorio que cuentes con un seguro para el mismo. El segundo es el tipo de uso que vayas a darle; si utilizas tu dron como hemos comentado, simplemente como entretenimiento, el seguro para el mismo no sería obligatorio.

En el caso de que sí lo utilices para tu actividad profesional, sí deberás contratar el seguro correspondiente según recoge el Artículo 50 de Aeronaves civiles pilotadas por control remoto de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, AESA, se exigirá para todo aquel que haga un uso profesional. “Se exigirá a los operadores de las aeronaves civiles pilotadas por control remoto, una póliza de seguro u otra garantía financiera que cubra la responsabilidad civil frente a terceros por daños que puedan surgir durante y por causa de la ejecución del vuelo (…)”

En este sentido, debes saber que la cobertura del seguro no recae sobre el dron sino sobre el tomador. Lo que quiere decir que si el dispositivo es pilotado por varias personas, todas deberán tener su póliza en vigor.

¿Cuáles son los accidentes más frecuentes con un dron?

Como te contábamos al inicio del post, la gran mayoría de los drones se utilizan como entretenimiento, lo que implica que sus pilotos no son profesionales ni cuenta de inicio con grandes conocimientos para su uso.

¿Qué puede ocurrir entonces? Que manejándolo golpeemos un coche, que el dron se quede enganchado en una línea eléctrica provocando incluso incendios o lesionemos a alguien durante el vuelo. Las multas en este sentido van desde los 60 a 45.000 euros de carácter leven, hasta 90.000 euros la de carácter grave o hasta 225.000 euros  si se trata de un incidente muy grave.

Por todo esto es más que recomendable contratar un seguro específico para tu dron. Debes tener en cuenta que, para que tu seguro responda por ti en caso de accidente, el vuelo debe haber ocurrido evitando los vuelos sobre personas, los nocturnos o sobrepasar los 120 metros de altura entre otras circunstancias que supongan un riesgo material o personal.

Así que, si estás pensando en comprarte un dron o ya tienes uno y buscas un seguro para divertirte tranquilo los fines de semana, puedes encontrarlo en Kalibo.

¿Tienes alguna duda?

CONTACTA
CON EL GURÚ DE LOS SEGUROS

Un equipo de profesionales para asesorarte.