Seguros para patinetes eléctricos

Seguros para patinetes eléctricos

Cada vez tenemos más alternativas para desplazarnos por la ciudad. El espacio para el coche se va reduciendo, especialmente en el centro o casco urbano, y el transporte público con sus rutas encorsetadas no cumple nuestras necesidades de velocidad o, en estos tiempos que nos toca vivir, distancia social. Y de entre las nuevas opciones de movilidad, cada vez es más habitual ver personas que utilizan patinetes eléctricos, un vehículo de movilidad personal rápido, ecológico y para el que no necesitamos estar en forma.

Y una vez conocidas sus ventajas, ¿cómo es la legislación que regula su uso?, ¿qué debemos tener en cuenta para estar siempre en regla al circular con él? Debemos responder estas preguntas desde el punto de vista de normas de circulación y de las responsabilidades en caso de sufrir un accidente.

Los patinetes eléctricos son considerados oficialmente vehículos desde el 2 de enero de 2021 en que entra en vigor el Real Decreto 970/2020. Esto supone que tienen derechos y obligaciones que debemos cumplir. Su uso es individual, no sé puede llevar a otra persona, y la velocidad máxima que pueden alcanzar es de 25 km/h. Es importante recordar que las zonas en las que se puede circular con ellos quedan a expensas de las decisiones de los ayuntamientos, pero su uso está prohibido en vías interurbanas y aceras (en calles peatonales será de nuevo el ayuntamiento quién decida). En junio de 2021, se ampliará la velocidad permitida a 30 km/h. por lo que puedes tener un patinete que supere los 25 contemplados anteriormente, pero controlando no llevarlo al máximo hasta que la ley lo permita.

Y en lo que se refiere a accidentes con patinetes eléctricos el conductor de este deberá responder con su patrimonio ante los daños provocados a otras personas. En el caso de los patinetes pertenecientes a empresas privadas de alquiler será esta entidad la que debe contar con un seguro, pero si el patinete no cumple esta excepción y es tuyo o de un familiar o amigo deberá ser el conductor el que responda. Son varios los municipios que empiezan a exigir un seguro de responsabilidad civil para su uso y es inminente que la Dirección General de Tráfico de un carácter obligatorio a esta protección después de que en los juzgados se hayan creado precedentes sobre el pago de los daños en accidentes.

Por tanto, si no quieres que un cambio de normativa te pille desprevenido o que un accidente se convierta en una ruina económica para los tuyos, considera buscar una cobertura adecuada para el uso que haces del vehículo. En Kalibo estamos preparados para ayudarte con un seguro que cubra todas tus necesidades.

¿Tienes alguna duda?

CONTACTA
CON EL GURÚ DE LOS SEGUROS

Un equipo de profesionales para asesorarte.